La rejilla de Rabo

 

Rabo, barrio de Hortaleza, Madrid 2008

Viví en Hortaleza, en un pequeño piso muy bien iluminado. Compartía piso con dos compañeras y una pequeña mascota, llamado Rabo.

Era primeros de verano y ”Lorenzo” empezaba a pegar fuerte. En el interior de la cocina hacia un calor insoportable y apenas corría el aire. Esta comunicaba con una pequeña terraza interior; en la pared que dada al exterior había una pequeña entrada con rejilla, por donde entraba una bocanada de aire fresco.  Rabo siempre se tumbaba junto aquella rejilla, para aliviar aquel insoportable calor.

Comments are closed.